Cómo escribir el “quiénes somos” de tu web

En el momento de preparar las diferentes páginas de nuestra web, dedicamos una gran cantidad de horas y energía a la home, otro tanto a los diferentes productos o servicios y cuando llega el momento de explicar al usuario quiénes somos, soltamos un texto corporativo e impersonal que aburriría a un notario. Pero ¿te has parado a pensar que el quiénes somos es quizás la página (o una de las) más importante de tu web?

El veredicto de la compra lo decide el “quiénes somos”

Piensa en cómo actúas tú mismo cuando compras por internet. Buscas el producto o servicio que necesitas en el buscador, haces click en alguno de los primeros enlaces que te ha llamado la atención y, tras ver que su producto/servicio te encaja, ¿qué haces? Exacto, vas al quiénes somos a averiguar quién hay detrás y en definitiva para ver si la empresa merece tu confianza. Si su presentación gana el aprobado habrá conversión. Visto lo visto parece que el “quiénes somos” no es tanta página de relleno y que vamos a tener que ponernos las pilas con ella.

Vamos a ver qué recursos utilizar para crear una página de “quiénes somos” que deje huella en el cliente:

Relaciones entre personas

Las relaciones empresa – persona no existen, en la venta, comercio, negocio… todo gira entorno a las personas, da igual que sea una gran compañía, lo importante es con quién tratas de la empresa, ¿o acaso no vas a ciertas cafeterías por que te cae bien el camarero? Este factor, el trato humano, es algo con lo que las grandes compañías no pueden competir, cada vez más, vemos cómo intentan crear marcas personales dentro de la empresa para humanizarlas, como por ejemplo Steve Jobs.

No acostumbran a ser muchas las ventajas que tienen las PYMES frente las grandes empresas, así que aprovecha ésta. Que sea el fundador, creador, ceo (o como quieras llamarle) de la empresa el que habla, el que se toma la molestia de atenderte personalmente y de tú a tú, entre personas. Para ayudar a ese trato personal y cercano habla siempre en primera persona, ¿por qué iba hablar otro de ti y tu empresa?

Sé tú mismo

Con frecuencia los clientes me envían los textos para la web tratando de usted al cliente y en un castellano digno del siglo XVIII, que no tiene porque tener nada de malo, pero luego les comento si cuando un cliente les llama o viene al negocio, o tienen una reunión le tratan de usted y le hablan en ese tono. Por lo general responden que no, entonces ¿por qué ser otra persona en la web? De echo es raro leerte en la web de una manera tan educada e impersonal y luego reunirnos y ver que tienes un trato muy cercano y andas todo el día en deportivas. No hay nada de malo en mostrarte como eres, todo lo contrario, te muestra como una persona sincera y transparente.

Ser tú mismo te llevará a encontrar clientes que quieren trabajar contigo, que están en sintonía con la empresa y disuadirá al cliente que buscaba algo que no eres. En mi web me he esforzado mucho por mostrarme tal y como soy, gracias a esto la gente me conoce antes de nuestra primera conversación y acabo captando clientes con los que tengo un trato muy agradable porque estamos en sintonía.

No mientas o exageres

Si tu empresa no tiene una oficina diáfana en un ático de la capital no muestres esa foto, si eres freelance no hables en plural, si trabajas en tu casa no hables de tus oficinas… en definitiva: sé sincero. La sinceridad no sólo va a ayudar a aportar más confianza hacia tu empresa sino que también mostrará qué pueden esperar de tu empresa, y no lo digo en el sentido negativo, aquello que crees que te aleja de una gran empresa y escondes puede ser tu fortaleza. Por ejemplo, una pequeña empresa es señal de atención personalizada, un freelance tiene más margen de maniobra con los timings que no un estudio grande, una empresa pequeña (por lo general) es mejor pagadora ¿cuantas empresas grandes pagan a 3 y 6 meses y se corre un tupido velo?.

No dejes que lo que tú crees que son debilidades te lleven a mostrarte opaco, encuentra las ventajas en ellas.

Hechos no palabras

¿Te has fijado alguna vez en que todas las empresas son muy profesionales, tienen mucha experiencia y están a la vanguardia de lo que toque? Probablemente en muchos caso sea así, pero también hay conductores con más de 30 años de experiencia conduciendo al volante de un coche última generación que son un peligro.

Decir eso y nada es lo mismo, así que antes de enumerar las virtudes de tu empresa piensa: ¿Cuáles son las auténticas ventajas  de mi empresa sobre mis competidores?¿Qué nos hace realmente buenos? Una vez has enumerado algunas respuestas (no te excedas con el número) no pases a recitarlas directamente: “somos muy rápidos y estamos a la vanguardia del sector” Estas palabras pueden ser sólo conjeturas tuyas, así que debes aportar datos que las respalden.

Por ejemplo, si queremos destacar nuestra velocidad porque realmente somos más rápidos que la mayoría de nuestros competidores podemos escribir: “contamos con un equipo de 24 furgonetas que aseguran nuestros servicios en menos de 24 horas.” Ahora sí hemos convencido aportando pruebas tangibles y además aportando valor.

Si quieres aportar valor con el hecho de que estáis a la vanguardia tecnológica, piensa en por qué es así y exponlo: “En el último año hemos incorporado 4 máquinas NT3000 que aportan 6 puntos más de precisión frente al resto de máquinas del mercado.” Ahora sí estamos dando credibilidad a nuestros argumentos.

No hables de ti, habla del cliente

Por lo general la gente no está muy interesada en tu empresa, la gente está interesada en tus productos o servicios que le solucionan un problema o necesidad. Si quieres seducir realmente a tu cliente potencial no pongas el foco en ti o tu empresa, pon el foco sobre él, y sobre el problema que él tiene y le puedes solventar. Obviamente tenemos que presentarnos y habrá que fijar el foco sobre nosotros también, pero busca un mayor porcentaje de texto centrado en el cliente y ves intercalando el foco continuamente.

Da la cara

¿Si estás orgulloso de tu empresa y productos/servicio por qué no ibas a poner una foto? A la gente le gusta ver que hay un humano al otro lado responsabilizándose de sus servicios/productos. No tienen porque ser las fotos sosas del currículum, muéstrate relajado y abierto, si sois un equipo puede ser una foto conjunta en vez de varias fotos individuales, también podéis tomarla en vuestro espacio de trabajo para mostrar un poco la empresa y hacerla más tangible.

Mantenla actualizada

Una página de “quiénes somos” actualizada ayudará a mostrar que la empresa está bien viva, muchas veces ya sea por el diseño o por sus textos, una web nos lleva a pensar que lleva años colgada y no da la impresión de que haya alguien detrás. Puedes hacer alguna referencia al año o estación actual o explicar alguna anécdota con algún dato de actualidad, busca la manera de dejar alguna pista sobre la temporalidad para que quede claro que tu empresa está ahí para los clientes.

Incluye testimonios

Incluir testimonios es una buena manera de mostrar que nuestro negocio está activo y nuestros clientes satisfechos. ¿Por qué sino iban a hacerte una valoración y aceptar que incluyas su logo o fotografía en tu página? Una vez más, piensa en tus hábitos de compra, seguro que como yo, miras qué opina la gente del producto. En Amazon por ejemplo, busco lo que me interesa, veo que el precio me encaja y rápidamente hago scroll para leer 3 o 4 valoraciones y tomarlas en cuenta para decidir si comprar o no. Respecto a las reseñas, cuanto más concretas mejor, si puedes poner el nombre y cargo de la persona mejor que mejor y si además incluyes su imagen aún mejor. Piensa que alguien está dando la cara por ti y eso aporta confianza y seguridad frente al cliente.

No cambies el nombre de la página

Como te comentaba más arriba, la gente busca el “¿Quiénes somos?” tras un contacto previo con tus servicios o productos, haz que sea fácil encontrarlo, no lo escondas tras un botón con un nombre diferente. La gente está acostumbrada a encontrar esta información en un link en el menú principal llamado “¿Quiénes somos?”, “Nuestro equipo”, “Sobre nosotros”. No es un botón con el que debamos querer innovar mucho, cíñete al estándar.

Espero haberte ayudado y que puedas darle un buen meneo a tu página de “quiénes somos”. Si tienes cualquier duda sobre cómo escribir el “quiénes somos” o te atascas en algún punto, no dudes en dejar un comentario un poco más abajo o en utilizar el formulario de contacto.

Te dejo un par de links a artículos que pueden ayudarte con los textos y conversión de tu página web.

 

No hay comentarios


Puedes ser el primero :)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *