Cómo y cuándo usar plantillas para WordPress

La semana pasada escuchaba, en el muy recomendable podcast WeCodeSign (disponible en ivoox, itunes), cómo charlaban sobre lo que podríamos considerar el fenómeno del plantillismo.

Actualmente cualquier persona puede crear una página web en relativamente poco tiempo y con poco dinero. Sólo necesitaremos ver un par de videotutoriales sobre cómo instalar wordpress y comprar una plantilla de 60€ para vestirlo.

como-usar-plantillas-wordpressInconvenientes de usar plantillas para WordPress

El problema con las plantillas es que acaban siendo muy superfluas, los diseñadores de plantillas las hacen llenas de colores, efectos, animaciones y por supuesto un slider (ya vimos por qué el slider es el demonio), en definitiva: un auténtico frenesí visual pero que no dice nada.

Las hacen así no porque esto ayude a la comunicación y a la conversión, si no para que te llamen la atención a ti y la compres. Por lo general todos esos recursos tan vistosos sólo ayudarán a perjudicar el SEO y la experiencia de usuario de tu web.

Aunque se vean tan futuristas,  el código que esconden acostumbra a ser un manual de malas prácticas de posicionamiento web y optimización. El creador de la plantilla ha creado un diseño que responde a su necesidad: Venderte una plantilla, y en ese sentido el proyecto chapó, pero no está en sintonía con tus necesidades: una web que refleje los valores de tu empresa, rápida, comunicativa y que convierta.

No caigas en las garras de una plantilla tirana

Como último aspecto negativo, en la mayoría de los casos estás plantillas no son escalables y te obligarán a usarlas y pagar por su actualización o rehacer tu web y empezar de cero. Esto pasa sobre todo en plantillas que te ofrecen además un plugin de portfolio, o agenda, o un sistema de diseño drag and drop. El contenido siempre debe estar desvinculado de tu plantilla o ésta tiranizará tu web.

Evita plantillas de sitios como Themeforest o Elegantthemes, y las conocidas Avada y Divi, el negocio en este tipo de plantillas y plataformas no es sólo venderte la plantilla, sino las actualizaciones y mantenimiento ya que una vez te casas con la plantilla, o sigues con ella o empiezas de cero otra vez.

Eligiendo una plantilla para wordpress

¡Ojo, no quiero parecer el grinch! Hay plantillas buenísimas, hay muchos estudios de diseño dedicados al desarrollo de plantillas que lo hacen muy bien cómo por ejemplo Studio Press. Pero vas a tener que saber identificarlas. Para valorar una plantilla debes contemplar los siguientes aspectos:

  • ¿Es una web ligera?¿qué opina google page speed?
  • ¿Es correcta para un buen posicionamiento? Valora si utiliza una buena semántica HTML, si incluye schemas, recursos minificados, que el <head> sólo cargue lo imprescindible…
  • ¿Me ofrece alguna funcionalidad de la que vaya a depender en un futuro, como por ejemplo, portfolio, catálogo, agenda? Estos elementos deben estar a parte y no en el theme.
  • ¿Si quito la plantilla, va a dejar residuos de código o shortcodes a la deriba por mi web?
  • ¿Hay un buen equipo de soporte detrás?

Una vez pasado el galimatías técnico te toca abarcar el aspecto gráfico del site. Aquí es donde Wences Sanz (@stereochromo) y Ignacio villanueva (@IgnaciodeNuevo) comentaban muy acertadamente en el podcast que la media del nivel de diseño en general ha mejorado con el uso de plantillas, pero al ser todas tan similares, cuesta encontrar webs que gusten especialmente. Este entrenamiento visual hace que el usuario reconozca rápidamente que estás usando una plantilla.

Haz que tenga personalidad

Mi consejo, si vas a usar una plantilla, a parte de que cumpla los requisitos técnicos mencionados, es que sea lo más sencilla y minimalista posible para que ganen mucha importancia las imágenes que incluyas en el diseño.

Las imágenes sí que son tuyas, son personales y puedes influir en lo que quieres comunicar con ellas. Una vez más, y como siempre, deja que el contenido sea el rey y recuerda que lo sencillo siempre funciona mientras que lo bonito no tiene por que.

100% lean startup

Una plantilla bien elegida puede ser un buen comienzo para todas aquellas empresas que son conscientes de que necesitan una presencia mínima en internet pero no saben bien cómo abordar el proyecto. Con una pequeña inversión puedes crear una primera web para experimentar, ver qué interesa al usuario, qué no, qué le gusta a la gente de tu empresa y qué le desagrada. Con esa información podrás hacerte a la idea de tus necesidades y en base a ellas encargar un proyecto web personalizado y orientado a tus objetivos.

Si necesitas que te eche un cable recuerda que puedes dejar un comentario más abajo o a través del formulario de contacto 🙂

Artículos relacionados:

 

No hay comentarios


Puedes ser el primero :)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *