Crear y guardar archivos en Photoshop

Bienvenido a la segunda entrega de primeros pasos con Photoshop. En este capítulo vamos a ver cómo crear archivos en función de su destino, ya sea web, imprenta o copistería.

Capítulos  de Primeros pasos con Photoshop: 

  1. El espacio de trabajo
  2. Crear y guardar archivos
  3. Capas y selección básica
  4. Eliminar el fondo de la imagen

A continuación puedes ver el vídeo con el segundo capítulo, recuerda que también puedes leer la clase justo debajo.

¿A qué soporte va dirigida mi imagen?

Antes de crear un nuevo documento debemos plantearnos a que soporte está dirigido: ¿Pantalla o impresión?. El soporte final nos llevará a decidir dos factores clave y que hemos de definir previamente: El modo de color y la resolución.

Modo de color del archivo

Éste define cómo se compone el color del archivo, en RGB (colores luz: rojo, verde y azul) usado para pantallas, o CMYK (cían, magenta, amarillo, negro) usado para imprenta. Es importante tener presente que por lo general, en el mundo de la impresión digital (o copistería), trabaja en RGB también, no lo confundas con imprenta. Ten presente que el modo CMYK cuenta con algunas limitaciones en edición con photoshop a nivel de filtros y ajustes. Si necesitas realizar un fotomontaje o retocar una imagen para su posterior impresión en imprenta, es interesante crear el documento en RGB y una vez acabado, guardar una copia en versión CMYK.

La resolución de la imagen

La resolución decide la calidad de la imagen. Ésta se basa en puntos por pulgada (DPI), cuantos más puntos por pulgada tiene la imagen mayor es la información y en definitiva mayor es su calidad. Ahora bien, no todos los soportes van a aportar más calidad por tener más dpi. Ten presente que a mayor información mayor peso del archivo.

Si volvemos a los soportes digitales, éstos trabajan a 72 dpi ya que no pueden mostrar más resolución (hablo a día de hoy, veremos a dónde nos llevan las nuevas tecnologías de pantallas retina, etc.). Además ya nos interesa esta resolución para pantallas, pues creará archivos más ligeros y esto beneficiará los tiempos de carga.

Las impresoras domésticas y los equipos de impresión digital acostumbran a imprimir a 150 dpi. También usamos esta resolución para impresiones de gran formato, porque o bien el plotter no da más resolución, o nos interesa no inflar el peso del archivo. Piensa que estos pueden llegar a pesar una barbaridad si hablamos de metros.

La reproducción en imprenta busca reproducir la máxima calidad y trabaja a 300 dpi.

Quiero hacer un inciso y comentar que las tecnologías en impresión están evolucionando mucho y quizás puede salir una impresora digital que aporte mayor calidad, plotters que igualen la imprenta, aumento de los dpi en imprenta o ves a saber… es importante que tu impresor te mantenga informado de sus equipos para poder sacar el máximo partido.

Ahora sí ¡manos a la obra!

Creando un documento nuevo

Si acabas de abrir photoshop, o le has dado a crear un nuevo documento (Archivo > Nuevo). Estarás frente la ventana de “Nuevo Documento“.

Ventana nuevo documento Photoshop

Éstas son sus opciones:

  1. Nombre del documento: El nombre con el que querrás guardar el documento. Puedes hacerlo más adelante.
  2. Tamaño de la imagen: Definir anchura y altura.
  3. Unidad de medida: Podemos elegir diferentes unidades, las más comunes: Pixels, milímetros y centímetros.
  4.  Resolución: Número de pixels por pulgada. Recuerda: 72 para soportes digitales, 150 para copistería o impresora doméstica y 300 para imprenta.
  5. Modo de color: Perfil de color del documento, RGB (colores luz) para soportes digitales, impresión doméstica y copistería. CMYK para imprenta.
  6. Color de fondo: Color que tendrá la primera capa que se crea automáticamente en photoshop, no es necesario definirlo.
  7. Mesas de trabajo: Es muy extraño usarlas, pero asegúrate de NO tenerlo seleccionado para no volverte loco después.
  8. Plantillas y predefinidos: Ajustes predefinidos por defecto, míratelo, algunos son interesantes  (a4, web, vídeo…).

¡Enhorabuena! Ya has creado un nuevo documento. Ahora vamos a ver cómo guardarlo.

Guardando la imagen

Para guardar un documento utilizaremos el universal Archivo > Guardar. En Photoshop hay muchísimos formatos para guardar un documento, independientemente de la finalidad de tu imagen, guarda una copia en el formato propio de Photoshop “.psd”. Esta costumbre puede salvarte el **** en un momento dado 😉 . 

Una vez hemos guardado el master en .psd, podemos guardar en diferentes formatos, como por ejemplo:

  • JPG, si es una imagen para su difusión, imprimir en casa, copistería, enviar a un amigo…
  • TIFF, si nuestra imagen está destinada a imprenta, el formato tiff nos mantendrá las transparencias.
  • PNG, GIF o JPG (a 72 dpi), si es para web. .png y .gif son dos formatos que aceptan transparencias.

Guardar para web

Si queremos optimizar nuestra imagen para web photoshop cuenta con la ventana de exportación: Guardar para web, está nos permitirá ver qué peso adquiere el archivo con cada formato y nos muestra la calidad a la que se verá. Podemos encontrar esta ventana en Archivo > Exportar > Guardar para web (Heredado). Es importante comentar que la imagen generada aún puede optimizarse más pero para ello necesitaremos otros programas o medios.

Guardar para web Photoshop

Hasta aquí el segundo capítulo de Primeros pasos con Photoshop, ahora que ya sabes como crear documentos y dónde encontrar las herramientas, te animo a que trastees todo lo posible. Si tienes cualquier duda no dudes en utilizar el formulario de contacto o dejar un comentario más abajo, me encantará echarte una mano.

¡Hasta el capitulo 3!

No hay comentarios


Puedes ser el primero :)



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *